REVISTA

Retos de la evaluación del dolor en la osteoartritis y en el postoperatorio en el perro

Valoración Valoración: 4 Estrellas

Descripción: Revisión de PAT prácticos, válidos y confiables para su uso en pacientes veterinarios y discute algunos PAT disponibles.

TITULO FUENTE ORIGINAL:

The Challenges of Assessing Osteoarthritis and Postoperative Pain in Dogs

AUTORES:

Sharkey, M

REVISTA ABREV.:

The AAPS journal

AÑO:

2013

REFERENCIA:

15(2):598-607

DOI:

10.1208/s12248-013-9467-5

RESUMEN ORIGINAL:

The challenge of measuring pain in veterinary medicine is compounded by the lack of fully validated, reliable methods to measure and assess pain in nonverbal patients. In human medicine, there are numerous, validated pain assessment tools (PATs) for assessing various, specific types of pain. The advances in human medicine pain management and numerous validated pain scales should serve as... + Leer más

The challenge of measuring pain in veterinary medicine is compounded by the lack of fully validated, reliable methods to measure and assess pain in nonverbal patients. In human medicine, there are numerous, validated pain assessment tools (PATs) for assessing various, specific types of pain. The advances in human medicine pain management and numerous validated pain scales should serve as incentives and templates to facilitate similar advances in the development of validated PATs for use in dogs (and other species). The limited number of canine PATs constrains our ability to adequately and reliably assess pain. Improving the ability to quantify osteoarthritis and postoperative pain in dogs would enhance the development of analgesics for animals, advance the management of animal pain, facilitate the use of animal pain models in preclinical trials for human analgesics, and provide insight into the quantification of pain responses in humans who lack the ability to adequately communicate. This review describes the need for practical, valid, and reliable PATs for use in veterinary patients and discusses some currently available PATs commonly used to evaluate acute and chronic pain in dogs.

- Leer menos

COMENTARIO DE Ignacio, Álvarez Gómez de Segura

Esta revisión evalúa la falta de métodos validados, es decir reproducibles, de valoración del dolor en animales y plantea su analogía con la evaluación en bebés humanos en edad preverbal que de forma parecida no pueden comunicarnos de forma sencilla el nivel de dolor que padecen. Por ello, el desarrollo de herramientas validadas de... + Leer más

Esta revisión evalúa la falta de métodos validados, es decir reproducibles, de valoración del dolor en animales y plantea su analogía con la evaluación en bebés humanos en edad preverbal que de forma parecida no pueden comunicarnos de forma sencilla el nivel de dolor que padecen. Por ello, el desarrollo de herramientas validadas de evaluación del dolor (HVED) resulta esencial para poder avanzar en el tratamiento eficaz del dolor. La revisión destaca que la mayoría de estudios en perros se centra en el periodo postoperatorio y en pacientes que sufren osteoartritis y que, por tanto, evalúan el dolor agudo y crónico  respectivamente. El autor compara las HVED más comunes empleadas en veterinaria con las numerosas HVED desarrolladas en personas y considera que su desarrollo en los animales puede no solo contribuir a la mejora del bienestar animal sino también al desarrollo de nuevos analgésicos tanto en las mismas especies animales como en personas.

El dolor es una experiencia subjetiva, dinámica y multidimensional (sensorial, cognitiva, comportamental, afectiva y social) y ello se asocia a diferentes tipos de dolor (neuropático, nociceptivo, inflamatorio, etc.), diferente duración u origen (somático o visceral). Todo ello favorece la dificultad de evaluar el dolor. En realidad, la dificultad para evaluar el dolor constituye el principal obstáculo para su control eficaz. En personas se han creado herramientas psicométricas como los cuestionarios sobre calidad de vida asociada a la salud. Las mismas permiten que el propietario, el más familiarizado con su mascota, pueda trasmitir los cambios de vida de la misma. Los cuestionarios de calidad de vida emplean términos sencillos con interpretaciones comunes entre propietarios.

Posteriormente se describen ejemplos de HVED en pacientes veterinarios y humanos (en este último caso con más de 80) que incluyen la escala analógica visual (VAS), la escala numérica (NRS) o la simple descriptiva (SDS). Las mismas han sido validadas en personas pero no en animales. En el caso de la osteoartritis, existen índices (WOMAC, Lesquesne) validados para su uso en problemas de rodilla cadera en personas y existen otros similares para perros (QOL). En estos, se han desarrollado parámetros de medida específicos para propietarios (CSOM) que parecen disponer de la sensibilidad necesaria para valorar cambios. Otros ejemplos incluyen el Brief Pain inventory, similar a otro desarrollado en personas, el Índice de dolor crónico de Helsinki (HCPI), el cuestionario de la universidad de Glasgow, o la herramienta de medida clínica de la osteoartritis de Liverpool.

En el caso del dolor agudo, destacan la escala multidimensional de Glasgow para perros, que dispone de una modificación abreviada que facilita su aplicación, o la de Melbourne. No se comenta la escala de Botucatú para gatos, probablemente por no estar disponible en la fecha de publicación de esta revisión. Finalmente se hace referencia a los sistemas de evaluación del paso y la utilidad en el uso de acelerómetros para cuantificarlo.

En conclusión, el autor considera que existe una necesidad de estandarización de los métodos de evaluación del dolor que requiere del esfuerzo común de clínicos, la universidad y la industria farmacéutica. Entre otros objetivos, está en establecer la correlación entre los métodos subjetivos y objetivos de valoración del dolor. Este desarrollo deberá aplicarse a otras especies como el gato, los caballos o los animales de granja.

 

Resumen traducido al español:

El desafío que supone valorar el dolor en medicina veterinaria se ve agravado por la falta de métodos fiables plenamente validados para medir y evaluar el dolor en pacientes sin capacidad para hablar. En medicina humana, existen numerosas herramientas validadas de evaluación del dolor (HVED) para varios tipos específicos de dolor. Los avances en el tratamiento del dolor en medicina humana y la disponibilidad  de numerosas escalas de dolor validadas deben servir como incentivos y modelos para facilitar avances similares en el desarrollo de HVED para su uso en perros (y otras especies). El número limitado de HVED en perros limita nuestra capacidad para evaluar de forma adecuada y fiable dolor. La mejora de la capacidad de cuantificar en perros el dolor producido por osteoartritis o durante el postoperatorio podría mejorar el desarrollo de analgésicos para animales, avanzar en el tratamiento del dolor en los mismos, facilitar el uso de modelos de dolor en animales en ensayos preclínicos para evaluar analgésicos humanos, y dar una idea de la cuantificación de las respuestas al dolor en los seres humanos que carecen de la capacidad de comunicarse de manera adecuada. Esta revisión describe la necesidad de HVED prácticas, válidas y confiables para su uso en pacientes veterinarios y discute algunas de estas herramientas disponibles actualmente y utilizadas para evaluar el dolor agudo y crónico en perros.

- Leer menos

ENLACES DE INTERÉS

Enlace al pdf de acceso libre: : http://link.springer.com/content/pdf/10.1208%[...]

Enlace a la revista: : http://link.springer.com/article/10.1208%2Fs1[...]